sexta-feira, 9 de maio de 2008

O segredo do Boca

Matéria bem legal do diário argentino Olé, mostrando como o Boca sempre consegue superar as adversidades e vencer na casa dos adversários - ainda mais quando é no Brasil.

Por qué siempre Boca? ¿Qué hace? ¿Qué tiene? ¿Qué lo convierte en el equipo argentino copero por excelencia? La realidad es que gestas como la de Belo Horizonte ya no deberían sorprender, pero lo que llama la atención es justamente la repetición de logros y la vigencia ganadora sin fecha de vencimiento de un plantel que, ya desde el túnel mismo, parece mentalizarse diferente a los demás. Ahí, en esa ronda de abrazos, en ese beso-ritual que Palermo y Riquelme les dan a los demás, en la intensidad con la que viven los momentos previos, en ese "vamos a estar juntos y concentrados", en ese compromiso de "ayudar al compeñero y ser siempre solidario", Boca parece sacar una ventaja que se traslada minutos después a la cancha. En realidad, eso que se ve ahí es una consecuencia de cómo se muestran y se mentalizan en las horas previas. Y acaso una de las tantas frases que dejó Ischia colabore con la causa: "Sabía que íbamos a pasar. No se puede pensar en otra cosa cuando tenés los jugadores que tenés".

Hay fe, confianza, decisión y armonía de intereses en este Boca. Y sobre todo, una costumbre y una forma de pensar indiscutiblemente ganadora. Vayamos al caso Belo Horizonte: bastaba con ver a los jugadores en el hotel Ouro Minas para darse cuenta de que la misión Cruzeiro, que se había pronosticado como una seria amenaza de eliminación para el campeón, ellos no la tomaban de ese modo. La única inquietud que tenían pasaba por las dimensiones del campo. Pero enseguida se alzaban las voces de confianza que se iban repartiendo en cada rincón. Mientras a Palermo ya se lo escuchaba decir con seguridad, en pequeñas charlas, que iban a clasificarse, Morel arreglaba con Ischia que sí, que estaba bien para jugar más allá de algunas molestias en su rodilla porque el equipo así lo necesitaba, y en otro costado los demás opinaban de la necesidad de meter un gol en las pocas chances que iban a tener en un primer tiempo de dientes apretados. Es decir, todas miradas positivas, nada de defender con temores en el Mineirao el 2-1 conseguido en la Bombonera.

Después, el efecto contagio que los grandes supieron trasladar es cada vez más notorio. Así, a Dátolo se lo ve tan cerca de Riquelme que no por casualidad en la cancha parece otro. Así obliga Palermo con su sacrificio a que otros corran tanto como él, incluso Rodrigo. Y las críticas tan típicas de la exigencia del Mundo Boca también son un elemento que parece alimentar el espíritu de este grupo como ningún otro. Dice Palacio, tras otra noche memorable en Brasil: "A este equipo nunca le faltó gol, lo que pasa es que a veces quieren que hagamos cinco por partido y eso no se puede, nadie lo hace". Dice Morel Rodríguez tras otra jornada épica en esta tierra colorada en la que los argentinos no ganaban desde el 96 (Vélez): "Se habla mucho de este plantel, que nos falta fútbol, que esto, que lo otro, pero nosotros, callados, les respondemos a todos dentro de la cancha".

Y es entonces como Boca pasa de ser un equipo light contra San Lorenzo a liquidar con marcha firme y vigorosa a Cruzeiro acá y allá y a River después de casi tres años. Y es entonces como Boca pasa en una semana de la crisis segura a ser otra vez el candidato de todos en la Libertadores. Y logra lo que no pudieron Lanús y Estudiantes. Y consigue lo que no puede la mismísima Selección en cada partido contra los brasileños. Y sigue, y va, y no para "Acá hay una realidad: el Boca de las Copas siempre estuvo, lo que pasa es que a veces no es fácil jugar contra rivales que quieren salvar el año ganándonos. Eso pocos lo entienden. Pero la ventaja es que tenemos las cosas claras y que existe un contagio de grandes a chicos y de chicos a grandes. Hoy este plantel es otro comparado con el de Bianchi, pero la mentalidad es la misma: volver a Japón. Este grupo te enorgullece", asegura Palermo.

Tal vez sea esa ambición otro de los secretos. Porque el Loco habla de Japón pero también de Estudiantes y de seguir peleando el torneo. Y lo mismo dice Riquelme. Y lo mismo Ischia, quien sabe aprovechar y manejar muy bien los códigos internos de un plantel que, bien llevado, marcha solo. En definitiva, no hay un último paso, siempre hay un próximo. Por eso no exageran en la despedida de Belo Horizonte, ni en la llegada a Buenos Aires más allá de la felicidad lógica (ver Un lugar...) . Todos saben bien que en pocas horas hay que volver a reunirse en el túnel, abrazarse, comprometerse y salir a demostrar que el secreto del éxito está intacto. Hoy más que nunca...

3 comentários:

Thiago Fagnani disse...

Realmente, não dá pra explicar o que este tem!

Como pode fazer estas coisas??

Agora que o Flamengo saiu do torneio, acho que o Boca é grande favorito ao título!!

Abraços
www.esportejornalismo.blogspot.com

carlos pizzatto disse...

Enquanto tiver sua espinha dorsal definida, seus pilares de sustentação, e sua dupla de ataque titular, o Boca Juniors sempre será o favorito à Copa Libertadores.

Fabio Allves disse...

Olá,

Estou entrando em contato novamente para tratar da Parceria Comercial mencionada via e-mail em 29/04/08.
Continuamos interessados no site.

Aguardo um retorno para iniciarmos a negociação.

Grato e à disposição,

Fabio Alves
------------------------------
fabio@hotwords.com.br
www.hotwords.com.br
------------------------------
Phone: 11 3178 2513
------------------------------